loder

Órganos electorales bajo ataque

Nuevamente estamos en medio de un debate sobre qué debería ser objeto de una reforma electoral y qué no y, como si el tiempo no hubiera pasado, la discusión parte de los presupuestos electorales y la manera de reducir el gasto en las elecciones. La solución la plantean algunos sectores desde la eliminación y reformulación del aparato institucional, sin que se contemple si ello garantiza la suficiencia presupuestal para todo el país y, sobre todo, sin la claridad de si eso garantice elecciones de igual o mayor calidad. El análisis de estos recortes debe hacerse con mucho detalle.